Home / Noticias / Curiosidades / Algunos chistes de ciclistas y bicicletas

Algunos chistes de ciclistas y bicicletas

Por un Señor de Toledo.- Es una costumbre muy nuestra, un formato con el que nos gusta compartir un rato de risa con amigos, con la familia, compañeros de trabajo, etc… Los chistes… ¿Quién no se ha visto envuelto en alguna ocasión en un frenesí de chistes y risas en buena compañía?

Es cierto que también puede suceder encontrarse con el típico graciosillo del grupo que se empeña en mostrar sus habilidades contando chistes; y llega un momento en que soltamos ese risa fingida de compromiso,  mientras piensas casi en voz alta: ….”cuándo cojones se callará…!!”. De todo hay en la viña del señor

Viñeta del Gran Forges
Viñeta del Gran Forges

En fin, en este post no queremos que llegues a pensar esto último, entre otras cosas, porque si te cansas de leer estos chistes,  con dejar la faena y ponerse a otra cosa, está resuelto el problema… Como nuestra temática es la bicicleta, los ciclistas y todo lo que rodea a esta afición, a este deporte; pues, por qué no una de chistes de ciclistas

Con un par de ellos que me han contado, buscando un poco por aquí y otro tanto por allá; tenemos unos cuantos chistes de ciclistas. A lo mejor, tras la ruta del próximo domingo hay unas risas con los compañeros de la grupeta a cuenta de chistes de ciclistas… Ahí van:

 

El del ciclista y el camarero

Después de una intensa, dura y larga ruta, llega un ciclista muy cansado a un bar que estaba lleno hasta arriba de gente. El ciclista mira hacia un lado y otro, y le dice al camarero: ¡Camarero, por favor!

¿Si?- Contesta el camarero

Ciclista: ¿Me da una caja de fanta?

Camarero: ¿De limón o de naranja?

Y el ciclista dice: Me da igual, es para sentarme.

 

El de la mujer del ciclista

Hoy me levanté temprano, me puse el maillot y el culote nuevos que me regaló mi mujer hace unos días mi cumpleaños.

Desayuné bien, me terminé de equipar y me fui silenciosamente al garaje. Cogí mi bicicleta con las nuevas llantas de carbono, me ajusto las zapatillas nuevas y… sorpresa la mía que cuando salía del garaje me di cuenta de que llovía torrencialmente. Estaba toda la calle inundada y el viento gélido soplaba a 100 Km/h…. Mal rollo… Hoy no hay quien pedalee…!!

Volví a entrar en el garaje a dejar la bici. Subí de nuevo en mi casa, me desvestí silenciosamente y me deslicé dentro de la cama.

Despacito me acurruqué contra la espalda de mi mujer, y le susurré al oído: “¡El tiempo afuera está horrible!”

Ella me contestó medio dormida: “Ya lo sé. ¿Puedes creer que el gilipollas de mi marido se ha ido a andar en bici?”

 

El de Los cuatro amigos que van en bici

Cuatro hombres casados van a montar en bici. Después de una hora de pedaleo, se oye la siguiente conversación:

HOMBRE 1: “No tenéis ni idea de lo que tuve que hacer para venir a montar hoy. ¡Tuve que prometer a mi señora que pintaría toda la casa el próximo fin de semana!”

HOMBRE 2: “Eso no es nada. ¡Yo tuve que prometer que le construiría una terraza nueva para la piscina, con marquesina y todo!”

HOMBRE 3: “Pero hombre, ¡Os quejáis por nada! Yo tuve que prometerle que remodelaría la cocina completa, incluyendo el cambio de todos los electrodomésticos.”

Y así, continúan pedaleando hasta que se dan cuenta que el cuarto amigo no había dicho una palabra, y deciden preguntarle: Tú no has dicho nada acerca de lo que tuviste que prometer para poder venir a montar hoy. ¿Nos vas a decir que no tuviste que prometer nada?

HOMBRE 4: “Yo puse el despertador a las 6:00h y cuando sonó, me acerqué al oído de mi mujer y le dije: ¿Bici o polvete…?”

Y ella me contestó: “Abrígate bien…”

 

El del ciclista de Bilbao

Después de una fuerte caída, un ciclista de Bilbao, pero del mimo Bilbao, va al hospital y le dice el médico, tras examinar al ciclista le dice con voz muy pesadumbrosa: “Esta pierna está fatal, hay que cortarla…”

Y el ciclista de Bilbao dice: “Joder, pues vaya putada, la ostia; pero bueno si hay que cortar, pues cortamos”

El médico le pregunta a ver si quiere anestesia completa o local, y el de Bilbao responde: “Qué cojones anestesia, yo sin nada, no ves que soy de Bilbao…”

Así que el médico empieza a cortar con el serrucho: ris,ras,ris,ras…

Y el de Bilbao empieza: AAARRGGG!!

El médico le dice: “Ya te he dicho yo que te iba a doler…”

Y el de Bilbao responde: “Que coño va a doler; lo que pasa es me da dentera!!

 

El del Mercedes y el Ciclista

Un tío con un Mercedes último modelo y con más caballos que una película de John Wayne va por la carretera a 40k/h cuando se le acerca un ciclista,  el tío acelera y pone a 80k/h, y el ciclista también… Se pone a 120k/h y el ciclista también; luego a 200k/h entonces el ciclista se le acerca, se pone un cigarro en le boca y golpea la ventanilla, el conductor alarmado baja la ventanilla y el ciclista pregunta: “¿Tienes fuego?”

Sin creer lo que ve le dice a gritos al ciclista: ¡Que te vas a matar!,

Y este le responde: “Que va… si sólo fumo uno o dos al día”

 

Adivina la película

Se abre el telón y aparecen tres ciclistas en el podio:

Álvaro Pino, Miguel Indurain y Pedro Delgado, rodeados de azafatas guapísimas. Se cierra el telón, se vuelve a abrir, y solo queda Álvaro Pino dándose el lote con todas las azafatas.

¿Cómo se llama la película?- El pájaro es Pino.

 

El de las madres

Madre 1: “Pues mi hijo va en bicicleta desde los cuatro años”

Madre 2: “¡Anda!, pues ya debe estar muy  lejos”

 

 

About eltiodelmazo

Creador del Blog

Check Also

apuestas deportivas

¿Cuáles son los mejores deportes para apostar dinero?

Share this on WhatsAppSegún datos del Ministerio de Hacienda, las apuestas deportivas mueven unos 4.000 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =